Por ello la Concepción del espiritismo se alinea con la Universalidad espiritual, y con el magnetismo, que es la fuerza que todo mueve y a todo da vida.