ESCUELA MAGNÉTICO ESPIRITUAL DE LA COMUNA UNIVERSAL
CÁTEDRA REGIONAL COLOMBIANA LUZ DE JACOB N°178

Personería Jurídica N° 36 de 1943
Bogotá D.C, Enero 27 de 2003 Era Apócrifo. Día 8 Mes 5 Año 92 Nueva Era



Hermano
NÉSTOR DARÍO QUIROS
Celador Regional


Estimado hermano.

En atención a su comunicado recibido el día 21 de enero del año en curso y hechos los análisis correspondientes, hemos arribado a las conclusiones que a continuación exponemos, fundamentados en los principios doctrinales, reglamentos, estatutos y disposiciones de nuestra Escuela y con el atributo racional más alto que nuestro grado de comprensión nos permite tener, acerca de los tópicos generales que persigue la institución y el modo de logrados.

Como es bien conocido por todos los organismos que constituyen la Escuela en Colombia, durante el discurrir de la Sexta Asamblea Regional Magna llevada a efecto los días 15, 16 y 17 de junio del año 1996 aprobamos por decisión unánime y mediante un acto resolutivo en el que se expusieron las causas a través de los considerandos pertinentes, las razones por las que a partir de esa fecha en la región a nuestro cargo, para todos los actos materiales, morales e institucionales nos regiría como Director General la doctrina filosófica, reglamentos, estatutos y disposiciones dejados por el maestro fundador Joaquín Trincado Mateo y que en lo sucesivo atenderíamos con rigor esa directriz para no equivocar el camino e incurrir de nuevo en el desacierto de apoyar personas que accedieron a la Dirección General de nuestra Escuela a través de medios, que en un caso fue totalmente irreglamentario y en el siguiente es ambiguo y ajeno a la contundencia que exige la norma en su acción y demostración.

Con lo anterior queremos manifestar que la Cátedra Regional Colombiana Luz de Jacob N° 178 ha puesto en práctica la razón soberana de admitir para su conducción y movimiento, el ordenamiento racional y filosófico de la Doctrina, Estatutos, Reglamento y disposiciones de la Escuela Magnético Espiritual de la Comuna Universal, medio que adoptamos para no ser ciegos sostenedores y seguidores de personas, pero si sostenedores de un ideal que le da todo el fundamento, razón de ser e identidad a nuestra institución, porque su identidad no es la de un hombre sino la de su filosofía, que para materializarla legislativamente existen unos cargos de representación civil y jurídica en la que todos sus nombramientos son honoríficos, lo cual quiere decir que la posesión del honor de ser, radica invariablemente en la Escuela que lo otorga y en los hombres es honorífico cuando divulgan, sostienen, propagan y coadyuvan de acuerdo a sus capacidades,  a mantener el ideal a través de la enseñanza, la impresión de sus libros y su publicidad para que lleguen éstos a todos los hombres y hagan la luz en la sabiduría que todos debemos alcanzar para procesar.

Siempre tendrá usted la certeza que apoyaremos todo proyecto, e incluye al hombre, que tenga como miras alcanzar los tópicos que persigue nuestra Escuela y requerimos hombres racionalistas que presten sus fuerzas para idear estrategias, aportar ideas y pensamientos, pero debemos empezar por la formación de esos hombres a través de la enseñanza, lo cual constituye una tarea ardua por lo reducido de nuestro grupo pero en eso estamos trabajando y esperamos lograr los resultados en el mediano plazo.

Como podrá apreciar, la figura del Director General se nos desvaneció hace tiempo y no faltamos al Reglamento, ni al contenido del capitulo 11 (once) del Código de Amor Universal, en el que con letra de molde se indica el procedimiento y aunque no haya un Consejo Central con su Director, seguimos con nuestra labor, con lo que nos manda hacer la Doctrina de nuestra Escuela y sus reglamentos, por lo cual no podemos, sin faltar al dictado de nuestra conciencia, apoyar económicamente como institución al hermano Víctor Rolando Trincado, porque esos recursos en primera y única instancia los requerimos para sostener materialmente la Escuela y los proyectos que tengan como objetivo el fortalecimiento de la enseñanza y difusión de sus principios. Si el hermano Víctor tiene un proyecto que reúna en sí mismo la realización de cualquiera de los tópicos que persigue la Escuela Magnético Espiritual de la Comuna Universal, institucionalmente y racionalmente estamos obligados a brindar el apoyo necesario a dicha acción, no solamente a él sino a todo estudiante con cargo o sin éste, que propenda por entregar un medio de mayor progreso a nuestra Escuela, si no apoyáramos una acción como la referida, traicionaríamos los intereses de ella porque como institución a ella nos debemos y como hombres a nuestros hermanos en el trabajo y en el amor sin acepción de personas.

Es triste que todo hombre, sea de la condición que fuere, con título o sin éste enfrente una situación de abandono social por la imperfección de nuestra sociedad en la que no existe el amor, muchos de los estudiantes que asisten a las cátedras tienen y viven la angustia de no contar siquiera con qué desplazarse a la Cátedra para recibir las lecciones, otros por la naturaleza de sus trabajos tienen que marginarse de estudiar en las aulas de la Escuela, el dolor, la angustia y la injusticia nos circunda y quizá como hermanos los podamos ayudar pero no sostener, porque como hombres tenemos necesidades que atender cada uno y la Escuela lo único que tiene para entregarle al hombre son sus enseñanzas, porque ella es un centro de enseñanza superior gratuita, para que los hombres en hechos concretemos su programa con talleres comunales, casas comunales, granjas comunales y todo lo que en común podamos realizar para dar ejemplo en la solución del problema social.

Como Consejo Regional sugerimos que el hermano Víctor Rolando Trincado adelante gestión de Escuela en cualquiera de las Cátedras en Colombia, Venezuela u otro país y a través de los hermanos que llegue a conocer y por sus aptitudes de trabajo logre poseer un medio de vida para sostenerse él como persona, cuando decimos gestión de Escuela nos referimos a que participe en sus programas de estudio como estudiante, cuando el grado lo exija o como maestro cuando su capacidad lo permita.

En este orden, todos los estudiantes con caigo o sin él en la Escuela, tienen la potestad de brindar ayuda como hombres y no como institución al humano Víctor Rolando Trincado en la búsqueda de medios de vida para su sostenimiento personal, de quien exaltamos la publicación del “Plan para el Fortalecimiento Funcional y Depuración Institucional de las Aulas de la EME de la CU”. Proyecto, que por su contendido, es útil como ayuda para organizar el trabajo dentro de las Cátedras y que constituye un mérito ganado por el hermano y refleja la identidad y solidaridad con la institución, de todos los hermanos que ayudaron a la redacción, diagramación y posterior edición del mencionado documento, en el que hubiéramos participado con nuestras capacidades, si en su momento nos lo hubiesen requerido.

En cuanto a la figura del Cuerpo de Celadores, reglamentado bajo la dirección del Maestro Fundador y sancionado por el Consejo de la Cátedra Central en el año de 1929, cuyos objetivos fueron los “de asegurar definitivamente la buena marcha y la seguridad de los estudios con método racionalista y la buena administración moral y material de las Cátedras y por ende la certeza del triunfo de la Escuela y sus tópicos”... Un Cuerpo de Celadores conformado con los objetivos contenidos en el preámbulo y los dieciocho artículos que lo constituyen, con el cumplimiento cabal de las funciones allí contadas, constituiría en verdad el aligeramiento de la carga administrativa para los Directores, porque les evitaría la doble función, un Cuerpo de Celadores en el cumplimiento de sus funciones, serían un factor multiplicador de fuerzas no solamente del Director General sino también de todos los Directores del mundo en sus jurisdicciones, pero en Colombia la acción se ha reducido al cumplimiento del tributo económico para el sostenimiento, no de la institución pero si de la persona, con lo que se ha faltado en gran medida a lo contenido en el mismo Reglamento que destina 2 (dos) de sus 18 (dieciocho) artículos al aporte económico cuya destinación es “para el sostenimiento y propaganda general de los diferentes tópicos que persigue” y esos tópicos son los de la Escuela que representa en su función de Director General y que están a cargo del Maestro de la Cátedra Central, pero no para sostenerlo en su vida particular.

En tiempos del Maestro Fundador, él como Director General solicitó ayuda a todos los organismos, para la realización de tareas propias de la institución, como la edición o reedición de libros, el pago de las correspondencias que debía atender por la dinámica propia de su función y siempre lo hizo bajo el parámetro de sostener el trabajo de la Escuela, como ejemplo de su austeridad y aunque por derecho le correspondiera, nunca utilizó el producto de la venta de los libros para su sostenimiento personal y lo manifiesta en las “Notas Importantes” del mismo Reglamento que comentamos, cuando dice: “La Escuela y su causa, es sostenida exclusivamente con el producto de los libros de su Fundador y Director. Advertencia que hacemos para muchos mal intencionados que dicen que explotamos porque vendemos los libros. Pero a esos hermanitos, no se les ha ocurrido deprenderse de su dinero para pagar la imprenta y levantar las grandes cargas que la propaganda exige, para que sea conocido el Espiritismo Luz y Verdad”. Cuando existe la acción encaminada hacia el propósito de adelantar trabajo de Escuela con el que se conozca el Espiritismo Luz y Verdad, no es tributo, ni aporte el dinero que se allegue sino obligación y a ello estamos todos obligados. El Maestro Fundador para acallar las lenguas intrigantes, deformadoras del alto propósito moral de su gestión, también manifestó en su Circular Pragmática lo siguiente: “No. No vive el Fundador de la Escuela de ella. El vive para la Escuela, a la que dio todos los productos (y grandes), de su profesión y cuantos bienes materiales adquirió en treinta años de exitosa vida profesional y comercial”.

Estos razonamientos, efecto de la observación y estudio de los hechos, nos ha permitido sentir la ausencia material y espiritual de parte suya para con la institución, sin que medie ninguna causa que explique tal proceder, su acción siempre se ha limitado a cumplir ciegamente con unos aportes económicos para sostener al Director General, pero como usted verá no es ese el propósito reglamentario que nosotros entendemos se deba cumplir y que está suficientemente explicado en el texto de esta respuesta que fraternalmente presentamos a su solicitud escrita.

Es cierto que en las deliberaciones de la Séptima Asamblea Regional Magna celebrada los días 9, 10 y 11 de abril de 1998 se acordó abrir una cuenta en “un banco” con el propósito de acopiar allí los dineros para el sostenimiento del Director General y como acuerdo está sancionado, pero si éste no se ajusta al propósito reglamentario, por los motivos expuestos, ningún organismo está obligado a cumplir con ese acuerdo.

En virtud que la acción de la Escuela Magnético Espiritual de la Comuna Universal no se ha visto reflejada en la actividad del Cuerpo de Celadores, que serian un multiplicador de las fuerzas de ella y dado que el trabajo esencial de enseñanza, sostenimiento y difusión de los principios del Espiritismo Luz y Verdad ha estado a cargo de todos los Directores y Consejos Asesores en las medidas de sus grados y capacidades, sin que haya tenido una intervención directa y eficaz el trabajo de los Celadores para el sostenimiento y propaganda de los diferentes tópicos de la Escuela y con base en que se ha considerado que solamente representan, no una doctrina, sino la figura del Maestro Nato y teniendo nosotros la concepción de que su nombramiento es ambiguo y ajeno a la contundencia y características que exige la norma en la acción y demostración del cargo de Director General, queremos manifestar que el Director y Consejo Regional de la Cátedra Regional Colombiana Luz de Jacob N°178, no apoyamos la gestión del Celador Regional, como tampoco del Cuerpo de Celadores que pueda estar constituido en el territorio nacional.





FRATERNALMENTE

CONSEJO REGIONAL COLOMBIANO
GERMAN RAMÍREZ VALENCIA
Director Regional

LUIS JOSÉ FAJARDO CASTAÑEDA

Secretario Primero


ISABEL ARIZA
Secretario Tercero